[bsa_pro_ad_space id=1]

Un toque de queda a medias.

Publicidad

Falta de cumplimiento y decisiones complementarias es la conclusión que la Personería de Medellín y el Observatorio turístico sacan después de que se decretara el toque de queda para menores de edad en el parque lleras del poblado. La medida que rige desde el fin de semana anterior va de 7 de la noche a las 5 de la mañana. La presencia del ICBF se extrañó este fin de semana para realizar el respectivo acompañamiento como estaba estipulado en el decreto. La medida se tomo para evitar la vulneración de los derechos de los menores expuestos a la prostitución en este sector de la ciudad.

Noticias Relacionadas

Últimas Noticias

[bsa_pro_ad_space id=3]
Abrir chat